Ven, un poco más cerca, sobrepasa los lindes de la materia, acerca tus labios y acaricia mis oídos con el tacto de tu susurro, deja que las ondas de tu voz penetren en mi cabeza hasta dejarme inconsciente.

Envuélveme con la vibración que nace del calor de tu garganta, somete mi atención, anuda mis pensamientos con tus cuerdas vocales y seduce mi voluntad con la suavidad de cada verso.

Libera tus pulmones de la música que encierran, desborda el vacío con la amplitud de tus tonos, desgarra la sensibilidad con la melódica fuerza que desprendes y atraviesa mi pecho con la daga del delirio.

Toca cada una de las teclas de mis sentidos, relaja cada músculo con la fricción de tus matices, desafina la tensión de mis preocupaciones y desorienta el ritmo de mis latidos.

Y si ves que cedo al cansancio pon tú la banda sonora a mis sueños y acompáñame a las profundidades de la sinrazón.

Pero antes de que el eco de la última nota se desvanezca en el infinito como este atardecer, deja que mi alma se vaya con ella, antes de que el silencio vuelva.

‘Reach for the top she said, the sun is gonna shine…’
Hoy mi canción es: ‘Jezebel‘ Sade

Relatos relacionados

Pin It on Pinterest